UNA RECETA PARA

 CADA DOLENCIA

 

 Volver a Indice general.  Indice de Aloe Vera.

 

ACNÉ : Aplicar varias veces al día un gel de aloe o la hoja fresca de la planta cortada, abierta y en contacto directo con la piel .

ABSCESOS, HERIDAS, CICATRICES, QUEMADURAS: Después de una desinfección profunda de la herida, aplicar compresas de pulpa de aloe en estado puro. También es beneficioso la colocación directa de la hoja cortada longitudinalmente. 

DERMATITIS CAPILAR, CASPA, SEBORREA : Lavar el cabello con un champú de aloe y jojoba. Enjuagar con zumo de aloe diluido en agua al 50%. En caso de sequedad del cuero cabelludo, es posible que el uso del aloe agrave el problema.

ERUPCIONES: Aconsejable una combinación de jugo de aloe, hamamelis y caléndula para aplicar en la zona con un algodón.

     

INFECCIONES POR HONGOS: Aplicar jugo de aloe o bien un gel comercial mañana y noche durante tres o cuatro días, aunque utilizando la hoja fresca el resultado es mucho más rápido.

MANCHAS DE LA PIEL: Aplicar jugo o gel de aloe dos veces al día durante varios meses hasta que desaparezca, es un remedio lento pero puede ser definitivo.

PSORIASIS: Aplicar gel de aloe varias veces al día; especialmente durante la noche con ligeros masajes para una mejor penetración. Combinar con la ingestión de entre una a tres cucharadas soperas de jugo de aloe , unos 15 minutos antes de las comidas.

ACIDEZ. INDIGESTIONES: Una cucharadita (de las de café) de jugo de aloe acompañando a cada comida. Otra opción, tomar una cucharada sopera de aloe  cada 8 horas, mezclada con alguna infusión  aromática.

CONGESTIÓN INTESTINAL. HEMORROIDES: Dos cucharadas soperas de jugo de aloe por la noche, antes de acostarse  (es conveniente no pasarse en las dosis de jugo que ingerimos para no provocar diarreas) . Puede tomarse diluido en agua o en zumos de frutas. Para las hemorroides, además de lo anterior, podemos tratarlas externamente manteniendo una minuciosa limpieza de la zona y colocar luego una compresa de pulpa de aloe, manteniéndola la menos durante 15 minutos. Repetir tantas veces como sea necesario, especialmente después de las deposiciones y por la noche. Si las hemorroides son sangrantes, es conveniente esperar a que cese la hemorragia para aplicar las compresas.

ENCÍAS SANGRANTES. DOLORES DENTALES. HALITOSIS: Enjuagues bucales con jugo de aloe de 3 a 5 veces al día. Lavado de dientes y encías con pasta dentífrica  de aloe. Para los dolores dentales, colocar un algodón empapado en pulpa o zumo de aloe y dejarlo durante unos minutos e ir reponiéndolo hasta que se calme el dolor. Contra la halitosis, enjuagues y gárgaras con jugo de aloe diluido en agua al 50% varias veces al día.

ANGINAS . AMIGDALITIS. LARINGITIS. AFONÍAS: Enjuagues de aloe diluido en agua al 50%, al menos 5 veces al día.

ASMA: El vapor de aloe resulta de gran alivio tanto en los ataques de asma como para prevenirlos. Se mezclan dos cucharadas soperas de jugo de aloe en medio litro de agua muy caliente y se realizan las inhalaciones sobre el recipiente. Si existe intolerancia al vapor caliente, se puede utilizar el sistema del humidificador de aire, colocando la misma proporción de aloe disuelto en agua.

BRONQUITIS Y CATARROS: Una cucharada de jugo de aloe cada 4 horas. Las inhalaciones de aloe (preparado como se explicó anteriormente) resultan un remedio reconfortante para las congestiones bronquiales.

ARTRITIS. ARTROSIS. REUMAS Y DOLORES ARTICULARES: Dos cucharaditas de jugo de aloe 3 veces al día, combinadas con la aplicación local de compresas de pulpa, gel o linimento, sobre la zona dolorida.

HEPATITIS: Al tratamiento convencional de dieta y reposo puede añadírsele un vaso de zumo compuesto por zumo de aloe, una manzana licuada y un limón exprimido.

PREVENCIÓN EN GENERAL, TÓNICO Y DEPURATIVO: Tomar 2 cucharadas soperas de jugo de aloe cada día, por la noche, en ayunas por la mañana, o distribuidas a lo largo del día. Resulta un excelente tónico y depurativo, así como un gran nutriente para todo el organismo en general. Asegura la regularidad del sistema cardiovascular, lo cual previene la hipertensión.


 Volver a Indice general.  Indice de Aloe Vera.

Fuente: "Aloe vera: la planta de las mil caras (y todas buenas)". Mariè Morales López. Tikal Ediciones.